13 de enero de 2014

Patatas campesines en La cerveceria clandestina

cervecería clandestina

La razón por la cuál aterrice sobre estas patatas bravas es porque este bar llamado "La cervecería clandestina" dispone de una gran variedad de cervezas artesanas a un precio increíble. Al ver Patatas en la carta de tapas los ojos se me hicieron chiribitas y no pude resistir la tentación de acompañarlas con mi cervecita.

Unas patatas cortadas en forma de gajo y servidas meticulosamente en un cuenco de barro. Sigo diciendo que me encanta cuando las sirven de esta manera. Las patatas de calidad buena se mantienen  con su piel y con ese borde tostadito de color marronoso, dulzonas al saborearlas y poco crujientes. No nos vamos a engañar son espaciadas demasiado, para mi gusto demasiados hiervajos de por medio haciendo difícil de disfrutar de la patata, es una pena porque como ya he dicho el tubérculo es de calidad.

Por encima una salsa que me recuerda a la salsa Ferrer de los calçots, es decir, un romesco grumoso que no pica en absoluto.

La idea es buena introduciendo esa salsa tan típica en catalunya. Es una tapa perfecta para acompañar con una birra pero le faltan ese toque picante que a tantos nos gusta. Por otro lado retiraría algo de especie e introduciría un aceite picantito.

Precio: 4€

¿Dónde?

La Cervecería Clandestina L5 - Sant Pau / Dos de Maig
Corsega 611
935 30 72 77

No hay comentarios :

Publicar un comentario